Ayuda

Didius Iulianus

Biografía

Didius Iulianus. Marcus Didius Severus Iulianus. Didio Juliano. Milán (antes Mediolanum) (Italia), 30.I.133 – Roma (Italia), 2.VI.193. Emperador.

Emperador de Roma desde el 28 de marzo hasta el 1 de junio del año 193. Su fecha de nacimiento es dudosa, ya que las fuentes se contradicen al contabilizar sus años de vida. En la Historia Augusta (SHA, Didio, 9, 3) se afirma que vivió cincuenta y seis años y cuatro meses, por lo que habría nacido en el 137, mientras que Dión Cassio (74, 17, 5) le adjudica sesenta años, cuatro meses y cuatro días de vida datando, por tanto, su nacimiento en el 133, lo que parece más fiable. Pertenecía a una familia de prestigio con raíces en Mediolanum y Hadrumentum (Sousse, Túnez [África proconsular]). Su bisabuelo, Salvius Iulianus, había sido cónsul en dos ocasiones, prefecto de la ciudad de Roma y jurisconsulto. Su padre era Quintus Petronius Didius Severus y su madre Aemilia Clara.

Didius Iulianus se casó con Manlia Scantilla, con quien tuvo una hija, Didia Clara, que casó con Cornelius Repentinus, luego prefecto de Roma.

Didio Juliano accedió a las funciones judiciales del vigintivirado (Xvir stlitibus iudicandis) gracias al apoyo de Domicia Lucilla, madre del emperador Marco Aurelio, adquiriendo luego su experiencia militar como tribuno y alcanzando la cuestura hacia el año 157.

Con el apoyo de Marco Aurelio consiguió la edilidad curul (c. 163) y la pretura (c. 164), esta última a la edad reglamentaria en torno a los treinta años. Tras ejercer como legado senatorial del gobernador de Achaia (Grecia) hacia 168-169, estuvo al mando de la legión XXII Primigenia en Germania (c. 170-171), de donde pasó a gobernar diversas provincias, como Belgica (c. 172-175), Dalmatia (c. 176), Germania Inferior (c. 180-185) y Pontus-Bithynia en Anatolia.

Ocupó el consulado con Pértinax como colega seguramente el año 175, sucediéndole después como procónsul de África (c. 189-190).

En los momentos posteriores al asesinato del emperador Pértinax, Didio Juliano fue conducido a los cuarteles de los pretorianos, quienes, según Elio Esparciano (SHA, Did., 2, 4-7), le proclamaron Emperador ante sus promesas de rehabilitar la memoria de Cómodo y de entregar a cada soldado un donativo de veinticinco mil sestercios. Estos hechos llevaron a Dión Cassio (74, 11, 2-4) a afirmar que el imperio había sido vendido por los pretorianos a Juliano. El Senado tuvo que legitimar el nombramiento concediéndole, además, la potestad tribunicia y los títulos de Augusto y Padre de la Patria.

Pero Didio Juliano no pudo conseguir los suficientes apoyos para que su gobierno se consolidara.

Mientras diversos sectores de la plebe creían que Pértinax había sido asesinado por instigación suya y le dedicaban continuas imprecaciones en público (Dión Cassio, 74, 13, 3-4), los pretorianos comenzaban a desconfiar de sus promesas (Herodiano, Historia del Imperio romano después de Marco Aurelio, 2, 7, 2). Finalmente, se rebelaron contra él los ejércitos de Pannonia y Syria, proclamando Emperadores a sus respectivos líderes, Septimio Severo y Pescennius Niger.

A medida que las tropas de Severo se dirigían a Roma y se apoderaban de la flota de Ravenna, Didio Juliano perdía el apoyo del Senado y su defensa quedaba reducida a parte de los pretorianos. Ofreció, en última instancia, compartir el imperio con Severo (Dión Cassio, 74, 17, 2-3), lo que se evidencia con la inclusión del cognomen Severus en su título en las monedas acuñadas desde el mes de mayo hasta el final de su gobierno (Roman Imperial Coinage, IV-1, págs. 13- 18), pero esta oferta no tuvo efecto. Cuando Septimio Severo llegó a Roma al mando de sus ejércitos el 9 de junio, el Senado ya le había reconocido como Emperador y Didio Juliano había sido depuesto (1 de junio) y asesinado (2 de junio).

 

Bibl.: H. Mattingly y E. A. Sydenham, The Roman Imperial Coinage, vol. IV-1, “Pertinax to Geta”, London, Spink and Son, 1936, págs. 13-18; E. Groag, Prosopographia Imperii Romani saec. I, II, III. Editio altera (PIR2), Pars III, Berlin, Walter de Gruyter, 1943, págs. 16-19, n.º D 77; A. M. Woodward, “The Coinage of Didius Iulianus and his Family”, en Numismatic Chronicle, 1 (1961), págs. 71-90; A. R. birley, “The Coups d’État of the Year 193”, en Bonner Jahrbücher, 169 (1969), págs. 247-280; J. Eadie, “The Reliability and Origin of the Vita Didii Iuliani”, en Annali de la Scuola Normale Superiore di Pisa, ser. III, vol. IV, 4 (1974), págs. 1409- 1442; H. G. Pflaum, “Les Personnages Nommément Cités par la Vita Didi Iuliani de l’Historia Augusta”, en Bonner Historia Augusta Colloquium 1971, Bonn, R. Habelt, 1974, págs. 139-163; W. Eck, “Niedergermanische Statthalter in Inschriften aus Köln und Nettersheim.”, en Bonner Jahrbücher 184 (1984), págs. 97-115; I. Ferrero Moreno, “La Caracterización de Didio Juliano en la Historia Augusta”, en J. L. Melena (ed.), Symbolae Ludovico Mitxelena Septuagenario Oblatae, 1, Vitoria (Anejo n.º 1, Veleia), Universidad del País Vasco, 1985, págs. 295-306; J. B. Leaning, “Didius Julianus and his Biographer”, en Latomus, 48 (1989), págs. 548-565; A. chastagnol, Histoire Auguste, Paris, Robert Laffont, 1994, págs. 277-297; D. Kienast, Römische Kaisertabelle. Grünzuge einer römischen Kaiserchronologie, Darmstadt, Wissenschaftliche Buchgesellschaft, 1996, págs. 154-155.

 

Juan Carlos Olivares